La época navideña está a la vuelta de la esquina y el cuerpo lo sabe, pero sobre todo lo saben las plataformas de streaming. Todas están sacando la artillería pesada de Navidad pero pocos títulos se alejan de los clichés de la época. Noelle es la apuesta de Disney+ protagonizada por Anna Kendrick y Bill Hader y es un gustazo poder ver una película de navidad que no implique un inesperado romance en la familia real de un país acabado en -dovia: Aldovia, Nasdrovia, Beldrovia… tú eliges.

La protagonista es, nada más y nada menos, que la hija de Santa Claus. Cuando su padre fallece, tiene que reconducir a su hermano por el buen camino para que acepte tomar el relevo de Santa Claus.

1. ANNA KENDRICK VESTIDA DE ELFA

Si te gusta Kendrick vas a disfrutar de ella en todo su esplendor en Noelle. Una de los elementos más visuales de la cinta son los outfits con los que se viste la protagonista, élficos a más no poder. Un toque de color que ayuda a poder entender el personaje, sus gustos y sus deseos, convirtiéndose en un acierto total del equipo de vestuario. 

2. UNA NAVIDAD EN PHOENIX (ARIZONA)

Sea por un guiño a Crepúsculo o no, es más que interesante ver una película navideña ambientada en Phoenix y no en algún lugar helado y con una capa de nieve de dos metros -que también tenemos de eso en Noelle-. Esto demuestra que hay un gran esfuerzo en el largometraje por alejarse de una simple película de Navidad más.

3. DESDE UNA VISIÓN DISTINTA

Siguiendo con los principios de distanciarse del mundo navideño, ofrece una visión tan íntima y especial como divertida e inusual: la vida desde los ojos de la familia de Santa Claus. Tenemos tan asumido que Santa Claus es quien es y su vida es únicamente válida la famosa noche en la que todos los niños reciben regalos pero… ¿Y si no lo fuera?¿Y si tuviera una vida «normal» y ese es simplemente un muy -pero que muy- buen trabajo?

4. UNA HISTORIA INCLUSIVA

Desde luego, las películas navideñas no son las más representativas de la diversidad cultural de nuestra sociedad. Sin embargo, Noelle hace un intento por representar la diversidad y por tanto, se convierte en una película inclusiva sin parecer forzado. Además, es una bonita historia para que las niñas puedan ver a mujeres en altos cargos, tomando decisiones propias y con la complejidad de una persona adulta, independientemente de su género.

5. ¿ALEJADA DE CLICHÉS?

Alejarse de los clichés es también un cliché, pero Noelle lo intenta. La originalidad de la historia compensa la falta de elaboración técnica y da forma a la película. Aunque cabe decir que, en ocasiones, el guion es bastante predecible y un plot-twist siempre se agradece. 

6. UN REPARTO INCREÍBLE

Nunca hubiéramos pensado que necesitábamos ver a Bill Hader, reconocido por su participación en Saturday Night Live, como Papá Noel hasta este momento. Kingsley Ben-Adir (The OA) también hace un gran trabajo acompañando a Kendrick en la historia y pese a que su participación es menor, consigue un gran arco y conquista al público desde el primer momento. 

Pero sin duda, la estrella es la actriz protagonista de Dando la nota. De hecho, parece que el papel ha sido creado para Anna, incluyendo incluso fragmentos de la misma cantando. 

Por Marta G. Diezma

Redactora especializada en cine y series. Si has visto '3%' en Netflix y te ha gustado, nos llevaremos muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *