Gracias a Filmin hemos podido ver Capone, dirigida por Josh Trank, que ya está disponible en la plataforma de streaming. El director hace también las veces de guionista y la cinta cuenta con Tom Hardy (Mad Max: Furia en la carretera, Venom, El Renacido).

Hardy interpreta un demacrado Al Capone que, tras 10 años en prisión, es puesto en libertad por su delicado estado de salud física y mental y que pasa sus últimos días de vida vigilado continuamente por el FBI y perseguido por su pasado debido a su demencia adquirida tras patologías previas de sífilis y neuro sífilis.

EL REPARTO

Tom Hardy tiene una gran presencia y se apoya con una caracterización fabulosa, pero no consigue hacer de este papel, uno de los mejores de su carrera, quizá lastrado por un guion insuficiente y sustentado en una sobre interpretación basada en muecas, gruñidos, tics y miradas perdidas.

Puede ser la falta de documentación el hecho que tache de surrealista esta interpretación pues, como confirmaba el director, no hay grabaciones de la época con la voz real del icónico mafioso. Por ello, se inspiraron en la del cantante y cómico Jimmy Durante: «Era de origen italiano y había nacido en Brooklyn apenas cinco años después que Capone, por lo que nos sirvió de guía para saber cómo sonaría la voz de nuestro protagonista».

El reparto lo completan: Kyle MacLachlan como el médico, Matt Dillon como Johnny y Linda Cardellini como Mae, la mujer de Al Capone. A pesar del intento de que todos los personajes tengan foco, simplemente no lo consiguen, quedan absorbidos por el extravagante Al Capone de Hardy. Sin embargo, dichos personajes sí que cumplen la función rítmica para con la película. 

LA PELÍCULA

La recién añadida película al catálogo de Filmin no es una historia más sobre el famoso mafioso de los años 20, es más bien una biografía de su último año de vida que nos muestra al mafioso completamente arruinado y enfermo. El hecho de exponer los niveles más bajos de un personaje tan reconocido es de gran interés y es de las mejores características de la película. 

Si decimos que la película es única en su género podríamos referirnos a: drama, terror, comedia negra y una larga lista de todo género posible, pues el título recoge trazos de todas las anteriores. De hecho, casi acaba por convertirse en una amalgama de géneros difícil de seguir -y de digerir-. 

Los grandes síes de Capone son su decisión de no dar lo que el espectador quiere, si no lo que los creadores necesitan. Además, se apoya en una trepidante banda sonora que conquista desde el primer momento y sostiene elegantemente algunas de las escenas peor paradas a nivel de guion. 

EL MOMENTO ESTRELLA

Si hay algo que Capone no tiene, es escrúpulos. Entonces, no sorprende que el momento estrella de la película sea uno de los más violentos, en el cual uno de los personajes apuñala a otro mostrando una increíble -y realista- violencia física propia de la época. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *