CRÍTICA| Por fin llega hoy a Netflix El diablo a todas horas, el esperado proyecto de Antonio Campos (Christine) para el gigante del streaming. El título está producido por BorderLine Films y Ninestory Pictures.

La historia es una adaptación de la exitosa novela homónima de Donald Ray Pollock, publicada en 2011. El diablo a todas horas narra las experiencias de diversos lugares de Estados Unidos que tardaron en recuperarse de la devastadora II Guerra Mundial, mostrando acontecimientos a lo largo de distintas décadas.

La historia que tiene lugar en Knockemstiff, Ohio, se centra en Willard Russell, quien está desesperado por salvar a su mujer y sus acciones llevan a su hijo Arvin  a madurar rápidamente.

EL REPARTO

El reparto es absolutamente magnífico, hace brillar la historia en todos los sentidos. Probablemente, uno de los mejores repartos de Netflix hasta la fecha. lo encabeza Robert Pattinson (Tenet) dando vida al reverendo, uno de los protagonistas, Bill Skarsgård da vida a Willard, y Tom Holland (Spider-Man) es el encargado de interpretar a Arvin, hijo de Willard. Eliza Scanlen es la encargada de dar vida a Leonora, hermana de Arvin.

Sin duda, son los actores y las actrices lo mejor de la película. Bordan sus complejos papeles y consiguen trasladar a los pueblos más profundos de Estados Unidos. Sí es cierto, que a pesar de que la cinta tiene una longitud considerable (prácticamente dos horas y media), los saltos temporales son tan comunes que dejan en cierta manera colgada la historia en la que se encuentren. Por tanto, los personajes acaban perdiendo profundidad. 

Robert Pattinson ha demostrado una y otra vez que sus días de Crepúsculo están lejos y que es uno de los mejores actores de su generación, y en El diablo a todas horas lo vuelve a hacer. Sin embargo, en ocasiones queda eclipsado por un maravilloso Holland, quien además está fuera de su zona de comfort. 

LA PELÍCULA

Antonio Campos sabe lo que hace y lo deja claro desde el primer momento. Todos los aspectos del proyecto están sumidos en la necesidad de trasladar la crueldad y dureza de lo contado en el filme. La historia tiene constantes referencias a Dios, pero parece estar muy lejos de la bondad.

La recién estrenada cinta basada en la novela de Pollock tiene momentos y diálogos muy difíciles de olvidar, pero la película como conjunto es bastante pasajera. Incluso, a veces pierde el interés debido a los cambios temporales, cuando te empieza a interesar una de las historias, comienza la siguiente. A pesar de ésto, es uno de los títulos por los que merece la pena pagar Netflix. 

EL MOMENTO ESTRELLA

Harry Melling, conocido por interpretar a Dudley Dursley en las películas de Harry Potter, se mete en la piel de Roy Laferty, un predicador obsesionado con las señales divinas.

Laferty representa todo lo que está mal y tiene, sin duda, uno de los mejores momentos de la historia. Trepidante, angustioso y acaparador: no podrás dejar de mirar la pantalla. Debido a que ésto es una crítica sin spoilers, tan sólo te diremos que cuidado con las arañas. 

Ya puedes ver El diablo a todas horas bajo demanda en Netflix.

Por Marta G. Diezma

Redactora especializada en cine y series. Si has visto '3%' en Netflix y te ha gustado, nos llevaremos muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *