Gracias A Contracorriente Films, hemos podido asistir al pase de prensa del nuevo largometraje de Lee Isaac Chung: Minari. Historia de mi familia. La película aclamada por la crítica y triunfadora en el Festival de Sundance 2020, ha sido galardonada con los premios a Mejor película y Premio del público. Por tanto, es una buena candidata a los próximos premios Óscar. La cinta llega a las salas de cines el 12 de marzo, tras su paso en la Sección Oficial de la SEMINCI.

La película está producida por Plan B Entertainment, productora fundada por Brad Pitt que estuvo detrás de las oscarizadas Moonlight y 12 años de esclavitud. Ahora, Minari. Historia de mi familia, tiene todos los ingredientes para ser la siguiente en alzarse con las codiciadas estatuillas.

Ambientada en los años 80 de Arkansas e inspirada en las vivencias personales del director Lee Isaac Chung, la película se sostiene sobre las magistrales interpretaciones de Steven Yeun (Burning, Ojka, The Walking Dead), Yeri Han (Niebla), Alan Kim y Will Patton (Armageddon, Mensajero del futuro).

EL REPARTO

El éxito que auguramos tendrá sin duda esta magnífica película, está cimentado tanto en su historia como en las magistrales interpretaciones de un reparto seleccionado minuciosamente y que aportan al proyecto todo lo esperado y mucho más. Estos, consiguen transformar una historia sobre la inevitable e interminable persecución del sueño americano en un ensayo sobre los deseos más profundos de las personas desde una visión global.

El surcoreano Steven Yeun se pone en la piel de Jacob, un joven padre de familia coreana que está dispuesto a alcanzar sus sueños. Un papel interpretado por muchos actores antes que él, pero pocos con la naturalidad y sobriedad que añade Yeun. Alan Kim no se queda atrás, el niño que se pone en la piel de David regala al público una profundidad que envidiarían muchos adultos. Por su parte, Yeri Han hace las veces de Mónica, la madre de David y el contrapunto de Jacob. A pesar del buen trabajo que realiza la actriz, no sobraría una profundidad mayor para un papel que podría dar mucho más de sí.

Es fundamental la interpretación de la veterana actriz surcoreana de 73 años Yuh Jung Youn en el papel de Soonja, una abuela atípica y bromista que sirve como conexión con su país de origen, Corea del Sur, para un espectador no familiarizado con el mismo. Una forma magistral de mostrar los valores de una cultura tan dispar a la occidental, pero que poco a poco está siendo conocida internacionalmente gracias, entre otras cosas, a la Korean New Wave 

Mencionando el movimiento cinematográfico anterior, Will Patton como Paul, representa el siempre presente Estados Unidos encarnando a un americano cristiano, extraño y solitario pero igualmente agradable.

LA PELÍCULA

Uno de los grandes puntos a favor es mantener la nostalgia presente en la premisa principal de la historia, recuerdos del director Chung. Por ello, nos situamos en una granja de Arkansas que gracias al intimismo y al estilo de vídeos «caseros», se convierte con rapidez en un hogar conocido para todos los espectadores. Todo ensamblado gracias a una fotografía tan compleja como espectacular. 

La película consigue mostrar una falsa simpleza y sensación de naturalidad que, realmente, es la punta de un iceberg de compleja profesionalidad. Por ello, no resulta discordante que una historia dramática encuentre en los tonos humorísticos sus puntos álgidos. Por su parte, la banda sonora cumple su papel a la perfección, acompañando a los personajes y cambiando según evoluciona la historia. 

EL MOMENTO ESTRELLA

Toda la película está repleta de momentos dignos de mención, pero el momento estrella para nosotros se encuentra en la disyuntiva a la que se enfrentan los protagonistas tras un desgraciado accidente. Podrás ver el magnífico momento a partir del 12 de marzo en cines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *