Filmin cierra julio con el estreno de Mogul Mowgli, la nueva película protagonizada por Riz Ahmed, nominado al Oscar por Sound of Metal. Bassam Tariq está al cargo de la dirección de la película, cineasta que ha dado títulos como Los fantasmas de Sugar Land o November 8th y ha sido fichado recientemente por Marvel. La cinta se estrena en el marco del festival de cine Atlàntida Mallorca Film Fest, y en exclusiva para los suscriptores de la plataforma.

Gracias a Filmin, hemos podido disfrutar de esta poderosa película y de, como siempre, una actuación sobrecogedora de Riz Ahmed, quien demuestra, una y otra vez, que dar profundidad a sus personajes es lo suyo. 

EL REPARTO

Riz Ahmed nos regala un segundo Sound of metal convirtiéndose, de nuevo, en un músico con crisis de identidad y complejidad cultural. Si hay un actor que sepamos que va a transmitir y canalizar un personaje sin importar la cantidad de matices que tenga, ese es Ahmed. En Mogul Mowgli no hay ninguna novedad: el actor brilla en todo momento y transmite un mundo interior, según parece, muy explorado por su parte.

¿Nos gusta ver a Riz en personajes como este? Sí. ¿Queremos verle en otros registros? ¡Nos encantaría!

Tenemos claro que la película está cimentada para una única estrella, pero se echa en falta más protagonismo de otros personajes y mayor participación de algún personaje femenino. Junto a Riz, encontramos en el reparto a Anjana Vasan, Aiysha Hart, Nabhaan Rizwan, Alyy Khan, Sudha Bhuchar, Kiran Sonia Sawar, Hussain Manawer, Dolly Jagdeo, Mitesh Soni, Ahmed Jamal y Jeff Mirza.

LA PELÍCULA

El protagonista es Zed, un rapero británico de ascendencia pakistaní que a pocas semanas de iniciar su primera gira mundial decide viajar a Londres para visitar a su familia, a la que hace dos años que no ve. Allí, Zaheer (nombre real del cantante) sufre una crisis de identidad al descubrir que el artista que rapea letras defendiendo con furia su condición de inmigrante asiático en Estados Unidos está en realidad muy alejado de su cultura, su linaje y su herencia familiar. Por si fuese poco, Zaheer empieza a sufrir los primeros síntomas de una extraña y grave enfermedad degenerativa autoinmune.

En definitiva, tenemos un angustioso relato narrado de una forma muy poética que, en ocasiones, se esconde tras un ritmo fílmico algo lento. Estamos acostumbrados a títulos con una base similar a la de Mogul Mowgli: un joven perteneciente a una minoría étnica que tiene problemas, entre otros, de identidad. Sin embargo, la película va a más y no se centra en la superficie, teniendo muy claro que es diferente en cuanto narración, ritmo y edición. 

El primer largometraje de ficción de Tariq está lleno de cariño, intimidad y primeros planos, sumidos en una excelente parte musical que, simplemente, profundiza aun más la historia. Ahora, no es una película que tenga las claves para triunfar en masa, es un relato con un componente social muy grande, así como cultural. En esta ocasión, el actor protagonista también hace las veces de guionista junto con el director, convirtiéndose en un proyecto muy personal para el tándem.

Por Marta G. Diezma

Redactora especializada en cine y series. Si has visto '3%' en Netflix y te ha gustado, nos llevaremos muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *