Este viernes 20 de octubre Amazon Prime Video estrena Motherland: Fort Salem. La serie presenta una premisa muy interesante, ¿Qué pasaría si las brujas no fueran perseguidas y la magia se potenciara? ¿Y si se convirtieran en soldados? 

A lo largo de 10 episodios, la serie muestra este mundo distópico en el que un acuerdo del gobierno de Estados Unidos terminó con la persecución a las brujas a cambio de que se convirtieran en soldados. Gracias a Amazon Prime Video, hemos podido ver los tres primeros episodios de la ficción.

EL REPARTO

En general, no hay ninguna interpretación brillante. Parece que las actrices quedan supeditadas a un guion que, en ocasiones, roza lo absurdo. De hecho, el resultado final dista del potencial que tendría un personaje con las características que la serie promete: bruja adolescente empoderada. 

Jessica Sutton, Taylor Hickson y Ashley Nicole Williams traen a la vida a Tally Craven, Raelle Collar y Abigail Bellweather, quienes son las protagonistas de la historia. Las actrices hacen un correcto trabajo formando un buen trío protagonista tan común en el género, como sucedía Embrujadas. Además, las jóvenes intérpretes recrean increíbles escenas de acción, sin flaquear en ningún momento. 

Cabe destacar la diversidad en el reparto no sólo entre las protagonistas, sino entre todo el elenco de sus compañeras guerreras. Siempre está bien que una serie pueda representar la máxima variedad posible. Pero de nuevo, lo que podría haberse quedado en un aquelarre diverso y empoderado, termina por ser un intento de traspaso de una clase adolescente llena de clichés a un mundo de brujas.

LA SERIE

Lo mejor de Motherland son las escenas de acción. Si mezclas Harry Potter con Cobra Kai -sí, has leído bien- te puedes hacer una idea de lo que te espera en esos momentos. A pesar de que las situaciones no reflejen escenas reales de terror o tensión, están muy bien resueltas y son entretenidas. 

La fotografía también está muy cuidada y junto con unas localizaciones asombrosas, consiguen captar la atención y dar momentos visualmente bellos y maravillosos.

Sin embargo, el gran enemigo de la serie es el guion de Brian Studler y Christopher Oscar Pena. Llegando a ser soporífero y sustentado sobre clichés, se queda a medio camino de lo que podría haber sido. Una serie puede ser feminista -y debe- serlo sin forzar diálogos o situaciones que acaban por distar de la realidad y dando, incluso, una visión contraria a la que se pretende.

EL MOMENTO ESTRELLA

El segundo capítulo comienza fuerte. En el mismo, podemos ver al trío protagonista en los entrenamientos con su superiora. En uno de estos, la entrenadora pide a las jóvenes brujas enfrentarse a ellas. En estos minutos, consiguen un ritmo vertiginoso que además, nos permite conocer más sobre los verdaderos comportamientos e intenciones de las protagonistas

Por Marta G. Diezma

Redactora especializada en cine y series. Si has visto '3%' en Netflix y te ha gustado, nos llevaremos muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *