El próximo 25 de junio llega a Prime Video su nueva apuesta en formato de serie antológica que, una vez más, demuestra la calidad del contenido de la plataforma. A lo largo de siete intensos episodios, David Weil explora la humanidad a través de la visión individual de sus protagonistas. La serie antológica es un Black Mirror meets Modern Love, especialmente en su primer episodio. Gracias a Amazon Prime Video, hemos podido disfrutar de la esperada serie.

Amor, futuro, terror, miedo, tecnología… Solos reúne todos los temas distópicos que atraen al público una y otra vez y lo hacen -aunque parezca imposible- de una forma novedosa.

EL REPARTO

¿Una serie en por y para que el reparto se luzca? Solos, desde luego, lo es. Con una estética muy minimalista -pero compleja-, la fuerza de la ficción recae por completo sobre los hombros de los protagonistas. El creador tenía esto claro, por eso ha contado con actores y actrices de la talla de Morgan Freeman, Anne Hathaway, Helen Mirren, Uzo Aduba, Nicole Beharie, Anthony Mackie, Dan Stevens y Constance Wu.

Parte del reparto de Solos

El reclamo pueden ser las estrellas protagonistas, pero Solos es mucho más que su reparto, sus historias están cuidadosamente seleccionadas para crear un conjunto que funciona perfectamente con todas sus partes.

LA SERIE

Uno de los puntos fuertes del proyecto es la capacidad que tiene para reflejar miedos y sentimientos humanos tan dispares que es inevitable sentirse atraído e identificado con prácticamente todos sus personajes. 

Todos los episodios son dispares y enganchan desde el comienzo, pero el impacto del primero, el protagonizado por Anthony Mackie hace que esté en otro nivel. Un monólogo en formato audiovisual que investiga sobre el amor y las capacidades de una forma elegante y muy, muy humana. El actor consigue ser magnético en un rango interpretativo alejado del mundo Marvel. Cabría esperar una introducción a los mundos que veremos en la serie, pero por suerte, no tenemos esta explicación innecesaria, siendo una serie que confía en el entendimiento y atención del espectador.

Es una experiencia emotiva y sensorial sostenida sobre minimalismo,  música apenas imperceptible e interpretaciones brutales que siguen una dirección de Weil muy distinta de la que vimos en Hunters. Sin embargo, hay que tener presente la carga emocional de los episodios y la intensidad constante durante su media hora de duración. No es una serie fácil de ver, ni idónea para un atracón. Pero en su justa dosis, es un soplo de aire fresco a nivel interpretativo y de formato.

No eres un idiota, solo eres una persona, un ser humano. No es siempre fácil serlo y no pasa nada

Cita del primer episodio de ‘Solos’

Los episodios, debido a su naturaleza antológica, son autoconclusivos y tienen estilos y géneros distintos, siendo relatos perfectos para ver esporádicamente e incluso, seleccionarlos según preferencias para con la historia.

Solos, en Amazon Prime Video

EL MOMENTO ESTRELLA

El inicio del episodio protagonizado por Constance Wu, el tercero de esta entrega, es todo lo que se espera de Wu y mucho más. Es visualmente precioso, con una fotografía muy reflexionada, un guion sorprendente y una actriz magnífica. Para nosotros, ese inicio es el momento estrella y la razón principal es ninguna de las anteriores, son los temas -casi tabú- que inundan el monólogo de una forma completamente natural.

Solos, en Amazon Prime Video

Puedes ver Solos en Amazon Prime Video a partir del 25 de junio.

Por Marta G. Diezma

Redactora especializada en cine y series. Si has visto '3%' en Netflix y te ha gustado, nos llevaremos muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *