Si tienes la plataforma de streaming Amazon Prime Video, te recomendamos Nine Perfect Strangers, la última apuesta de la misma que ya tiene su primera temporada disponible al completo. El título está dando que a hablar y no sólo por la participación estelar de su afamada protagonista Nicole Kidman y un reparto que acompaña magistralmente, sino por la particular mirada del uso terapéutico de drogas psicotrópicas, un tema tabú. 

La serie de ficción llegó a la plataforma el pasado 20 de agosto con el estreno de un nuevo episodio de forma semanal, hasta la emisión del octavo y último la semana pasada. Aunque el título recuerda a The White Lotus, en HBO, el resultado final de ambas es muy distinto. Sigue leyendo para descubrir las 3 razones por las que no te puedes perder Nine Perfect Strangers:

CRÍTICA VELADA A LOS GURUS DEL BIENESTAR CON UN GUION TREPIDANTE

El centro Tranquillum, regentado por la misteriosa Masha (Nicole Kidman) es el «perfecto» lugar de retiro para hacer una pausa en la estresante vida de 9 personas traumatizadas. Estas, se abandonan al tratamiento propuesto con el objetivo de la sanación corporal y espiritual.

Aunque al principio todo es idílico, no pasa mucho tiempo hasta que las terapias se convierten en métodos de control inasumibles, regados por batidos naturales mezclados con diferentes drogas, que termina por ser aceptado entre los participantes y mostrando grandes agujeros sociales. Todo como consecuencia del tremendo magnetismo que emana Masha y que muestra un control en terceros que realmente llama la atención. 

Esta ficción nos lleva a reflexionar sobre los verdaderos objetivos de las terapias de sanación espiritual, en retiros, muy de moda en los últimos años y en los prejuicios establecidos en torno al uso de drogas ilegales en uso terapéutico. Por supuesto, la crítica a las redes sociales también tienen cabida en este intrigante proyecto.

UNA HISTORIA IN CRESCENDO

Si algo caracteriza Nine Perfect Strangers, es la intensidad. El principio comienza con una ligera presentación muy equilibrada y bella que va aumentando su lado oscuro a medida que avanza la ficción. Este punto es notable aproximadamente a mitad de la serie, en la que la dosis de suspense aumenta considerablemente (aunque el ritmo siga siendo bastante pausado). 

Los personajes, sus historias personales y las relaciones que desarrollan se sustentan en una gran narrativa que crea una atmósfera hipnótica que llega al espectador.

EL REPARTO

La clave del éxito de la serie es un excelente guion y un reparto estelar. Nicole Kidman interpreta a Masha, un personaje extremo al que le da un aire místico que recuerda ligeramente a Moulin Rouge. Kidman lleva al extremo su punto misterioso y traza una línea entre  gurú del bienestar y psicópata con toques de timadora, algo muy atractivo a los ojos del espectador.

Junto a ella, encontramos a Melissa McCarthy y Michael Shannon también como protagonistas. Completan el increíble reparto Luke Evans, Regina Hall, Bobby Cannavale, Asher Keddie, Samara Weaving, Melvin Gregg, Tiffany Boone y Manny Jacinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *